Feeds:
Entradas
Comentarios

Adaptando unos D6 con otros

Volví a visitar Shadowrun. Hace rato que me paseo de a ratos por los juegos de PC y de consola tratando de agarrar ese gusto que le encontré la primera vez. Me mandé sin vaselina a releer las primeras 4 ediciones. La 5ta y la 6ta muy por arriba, considerándolas variaciones de la 4ta. Y me di cuenta de que ese gustito que tengo de SR es la tercera edición.

Es 1998, un gran año. Todavía no vivíamos pegados a las pantallas de los celulares. La realidad aumentada todavía era ciencia ficción y lo más wireless que tenías era el control remoto del DVD. Y eso se ve reflejado en el cyberpunk de SR. Hasta esta edición todavía estamos paseándonos por el neón y la lluvia de Blade Runner, con la moda de una película de Carpenter, y el punk mezclado con la electrónica como la música del futuro. Y decido quedarme con ese cyberpunk.

La historia del mundo de juego avanza levemente con cada nueva edición del juego. Pero la tecnología del mundo real avanzó mucho más rápido que la ficticia y está corriendo para alcanzarla. Cuando quizá no sea necesario. En un momento la ciencia ficción pasa de ser una imagen del futuro a un futuro posible. Y elijo quedarme con eso. Sin tecnomantes que se conectan a la Matriz usando la magia, sin accesos ilegales wireless buscando excusas para que el decker tenga que acompañar al grupo al lugar de la aventura, sin realidad aumentada como si miráramos el google maps constantemente como lo más normal del mundo. Quiero mi Shadowrun sin todas estas cosas. Entonces me centro en adaptar la 3era edición, usando ideas de las dos primeras para simplificar, y mirando las ediciones posteriores para ideas de mecánicas que traigan a mi D6 un poco más al siglo XXI.

Ah, porque de eso se trata. Adaptar SR al sistema D6 del viejo West End Games. El sistema que estaba adelantado a su época, como la ambientación de SR lo estaba en 1989. Y resulta que no es tan fácil como pensaba, pero el hecho de obligarme a entender D6 mucho más que antes, y a explorar SR más allá de la ambientación van a valer cada hora de escritura y playtest.

La trama se complica…

Hace mucho tiempo en una galaxia lejana, fui parte activa de la comunidad rolera hispanoparlante.

Yo, abril 2020

En esos tiempos Star Wars todavía tenia un gran Universo Expandido (y 5 películas menos), y la charla rolera pasaba por discusiones activas en foros y no en canales unidireccionales como Twitch, Youtube o Facebook. Esa es la mayor diferencia con la que me encuentro al volver a la afición estos días. No, no lo de Star Wars.

Durante todo el 2019 estuve leyendo y volviendo a las raíces roleras con la intención de volver a dirigir rol de forma casera (o sea, a mi familia y algún amigo cercano). Pero mi exploración en cuanto a comunidades online me dejó bastante frío. Espero que alguien pueda guiarme en alguna dirección interesante. Los grupos de yahoo y google están muertos. Los viejos foros caídos. Los grupos de Facebook son todo memes y compra/venta. Y el contenido en otros medios trata sobre las mismas cosas que se hablan desde hace 20 años: “¿Rol sin máster? ¿Tirar dados o rolear? ¡100 ideas de PNJs!” Te imaginás el resto.

Entonces me arrojé a ver que era nuevo en el mundo editorial, los juegos propiamente dichos. Encontré poco y nada que no se pareciera ya a otros cientos de juegos anteriores, con la excepción de la movida Powered By The Apocalypse.

Apocalypse World nunca me llamó la atención en sus inicios, pero sabía que había gente hackeando el sistema y creando cosas nuevas. Así que mi primer paso fue decidir alguno acorde a lo que quería dirigir y meterme de lleno. Y lo logré durante varios meses con Dungeon World. Pero después tuve algunas dudas sobre ese camino. Porque en definitiva lo que quiero dirigir va a ser jugado por completos novatos, alguna de 12 años de edad solamente. A veces los “temas” y la profundidad de algunos juegos (muy bien diseñados por cierto) no se acoplan a mi posible público. Entonces como dije, a volver a las raíces.

Shadowrun. Cómo te amo, cómo te odio. Las 3 primeras ediciones son maravillosas, pero de a ratos injugables para aprovechar todo su universo. Es un juego en que el sistema es complicado por demás por culpa de su ambientación, y no a favor. Entonces lo dejé ahí en bambalinas, presente y latente pero como un ejercicio de volver a leer un rol tradicional sin necesitar aprenderme las reglas. Entonces regresé aun más atrás, a uno de los primeros juegos que jugué y que después de un tiempo ignoré gracias a sus nuevas ediciones con sistema nuevo que, a pesar de haberme funcionado muy bien en mis días de D&D3, nunca se acopló correctamente al universo original.

Star Wars D6. Te reto a que releas hoy día el manual de la 2da edición. Es una mina de oro. Escondido en su texto para quien lo sabe identificar hay ideas progresivas a montones. A veces expuestas como consejos, sin un sistema que lo apoye, y otras veces a plena luz mientras el sistema de ocupa de destrozarlas lo cual es maravilloso en si mismo. Es un juego perfecto para un viejo rolero con cientos de horas (y miles de páginas) bajo el cinto para explorar y explotar y especialmente para usarlo como droga de entrada a los pobres incrédulos que se van a tirar a esta pileta.

¡Y la ambientación! Ese Star Wars puro. Tres películas (o seis si usás la última edición), decenas de suplementos dedicados al Universo Expandido de las novelas, los cómics y los videojuegos. Y material original para explorar la galaxia como se te de la gana. Es un placer solo de leer y explorar la linea editorial.

Por último, el Sistema D6. En mis días de progresismo rolero, nuevos sistemas, nuevas formas de jugar, si hubo algo que no agarró mi atención fue el Sistema D6 genérico, unificado de sus pocas variaciones creadas para los diferentes juegos de West End Games. Pero ahora tuve la oportunidad de conocerlo y apreciarlo como lo que es: un verdadero sandbox pero con más cosas en común con Fate que con GURPS. El D6 en estado puro no es un juego sin ambientación. Es mas bien un motor para crear tu propio juego tan detallado o tan liviano como te parezca. Y aunque genérico siempre fue mala palabra en este lugar, lo que deja transpirar en sus mecánicas es el sabor y el olor particular que se puede adaptar a muchas ambientaciones (aunque obviamente no a todas). Y resulta que Shadowrun, en su base más profunda y simple, es un mundo perfecto para el D6 original.

¿Y esta vuelta al blog? No lo sé. Cuarentena COVID-19. Un hijo recién nacido hace 5 días. La necesidad de encontrar un lugar donde hablar del tema. La necesidad de crear algo. Todas razones que por si solas no justifican nada. Pero quizá terminen decidiendo una vuelta a uno de los hobbies más maravillosos del mundo. Aunque ahora se juegue rol transmitiendo en vivo y haciendo cosplay mientras te railroadean. Todo cambia, y nosotros también. Bienvenido sea.

RdH y Derol

Creo que no visito Derol desde hace por lo menos 2 o 3 años. Hoy se me ocurrió caer simplemente para ver si había datos sobre el Rolero de Hierro, concurso que por allá no despierta interés (¿por suerte?) pero siempre es lindo avisar que hay nuevos juegos de rol en castellano online y gratuitos para hojear.

El hecho es que pasé, y el amigo Gorsh había creado un thread para ello. Me interesaba más que nada el aviso del ganador y eso. Pero a los 4 mensajes ya se convirtió en flame, offtopic, y charla retrasada en general.

Si yo fuera mal pensado diría que el idiota sin tiempo que no puede leer un pdf de 20 páginas quizo sugerir que el RdH crea juegos que después nadie juega, pero por supuesto no vamos a adentrarnos en este tipo de interpretaciones cuando se trata de un foro online, y de cierto tipo de persona.

Pero eso. Ya tenemos ganador histórico en el RdH 11, y por supuesto no hay mejor manera de recordar por qué escapé de Derol que volviendo a ver solo un thread al azar durante una página.

Y este me gusta porque resolvería un problema que todos tenemos.

Vamos que comienza

Ya están las bases del concurso de diseño más letal del planeta. Y este año viene tan divertido que me escapé de la organización (a pesar de tener ganas de hacerla) para participar, ¡y ganar!

Bases Rolero de Hierro 2011.

RDH 2011

Este año habrá premios. Y jurado. Lo que no habrá será clemencia.

Una competencia algo rara.

En Troll in the Corner están regalando una buena cantidad de libros de D&D nuevos (D&D Rules Compendium, D&D Essentials: Heroes of the Fallen Lands, D&D Essentials Tiles Master Set: The Dungeon, y Red Box Essentials Starter Kit) con solo difundir el concurso. Es una inteligente campaña para publicitar el blog y un nuevo foro rolero y quizá algunos podamos aprender algo.

En el correo.

¿Puede ser que vuelva a jugar rol este 2010, de la mano del único?