Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘boardgame’ Category

Dos universos.

Entre los tantos universos maravillosos de ciencia ficción que disfruto, hay dos que junto a Star Wars han ocupado la mayoría de mi tiempo. Específicamente porque además de leerlos, puedo jugarlos y pasar horas pintando y modelando. También he jugado rol en ambos. Son Warhammer 40K y Battletech.

Estos universos tiene una curiosidad que el anterior post sobre metaplots (que se filtra en los comentarios aunque René no quiera) me hizo notar.

Warhammer 40K tiene una fuerte historia de base. Pero es solo eso, una base. Sí, las campañas mundiales avanzan la historia de a poco, pero también son conocidas las “campañas históricas” donde se juegan combates de un pasado del universo. En ese aspecto 40K es bastante estático. Además es vasto y tiene muchas páginas en blanco para completar. Parte de la estrategia comercial de GW es enfocar su producción en una fuerza primaria (compren Space Marines, compren Space Marines, compren Space Marines) con infinitas posibilidades: todos podemos crear nuevos Capítulos, con sus colores y organización específica.

En Battletech, el metaplot es muy muy duro. Y la gente lo adora. Saben el nombre de cada personaje por más secundario que sea. Saben sobre la Liga, las Guerras de Sucesión, la Invasión de los Clanes, cada fuerza mercenaria, cada pieza de tecnología, los casamientos importantes, y la guerra sagrada de la Palabra de Blake. Las reglas se adaptan a los niveles de tecnología, y estos niveles se emparentan con ciertas épocas del metaplot.

Sin embargo hay algo extraño. Un Space Marine siempre será un Space Marine. Si en la mesa despliego un ejército Tau y digo que son otra raza diferente venida de X sistema, los demás tendrán que usar la imaginación y algunos no lo aceptarán. Los Orkos son Orkos, sin importar el clan o familia, y hay que callar muchas voces internas si pensás desplegarlos junto a Necrones y alguna Guardia Imperial solo porque te gustan las figuras.

En Battletech, al contrario, puedo crear una fuerza total y completamente original. Elijo los mechs, los vehículos, la infantería. Les doy un color o no, les invento un nombre y una historia, y si está relacionada a alguna parte del metaplot aun mejor. Las piezas de BT son mucho más fáciles de acomodar a los gustos de cada jugador a pesar de su rígida historia y tecnología, a diferencia de 40K donde la aparente mayor libertad solo funciona bajo ciertas circunstancias.

Desde ya que cualquiera puede mezclar lo que quiera en la mesa, así como yo mismo uso figuras de Epic 40K junto a los mechs de Battletech, pero hablo de cosas más simples, que tiemblan al entrar en contacto con otra gente que no es uno mismo.

Me pareció curioso. Y además porque Vampiro me aburre mucho.

Anuncios

Read Full Post »

Ganga.

A la anterior lista de juegos que deseo jugar, se suma Victory at Sea.

Hoy llegó desde Texas un paquete que estaba esperando desde que lo ví en ebay. No hay acto más noble que quitar de las manos al wargamer todo ese proyecto inconcluso que está ocupando lugar en su mesa de pintura.

(más…)

Read Full Post »

Deseo.

Juegos que tengo listos en casa para los cuales no consigo interesados. Algunos hechos a mano (a diferencia de comprarlos), otros adaptados (como un juego de tablero a miniaturas) y otros son simplemente ellos mismos. En ningún orden en particular.

Memoir ´44 y expansión rusa.
Commands & Colors: Ancients (en mesa con hexágonos y figuras de 28mm)
Waterloo 20
Jena 20
Hannibal: Rome vs. Carthage (con mapa personalizado)
Song of Blades and Heroes (un excelente reglamento de escaramuzas de fantasía italiano, con un diseño genial)
Crusader Rex
Agon
5150 (otro de los nuevos diseños de wargames, esta vez con el Reaction System de THW, para ciencia ficción)
Blood Bowl

Ya sabés. Si vivís en Buenos Aires, y no tenés nada que hacer los sábados por la tarde, avisá.

Read Full Post »

Este domingo tampoco se pudo jugar Scary Monsters. La chica que traía a la cuarta jugadora se enfermó, por lo cual quedamos Pablo y yo. El karma de Scary Monsters me está convenciendo de que El Juego Que No Debe Ser Jugado. O algo así.

Sin embargo aprovechamos la oportunidad y nos juntamos en mi casa, sin plan, con mate, y un montón de juegos de tablero/miniaturas. Entre las opciones estaba Battletech, el juego de minis de LotR que leí durante la semana (Las dos torres más precisamente), Red Sand Blue Sky, un juego de minis de gladiadores, y Blood Bowl.

Nos decidimos por este último, un clásico de Games Workshop que jamás había jugado antes. Y sin embargo tengo esta cancha construída a mano, y este equipo y este otro pintados, y al menos 5 equipos más sin pintar. Además de toda la parafernalia (componentes) ilegal conseguida en internet debido a que nunca conseguí una caja original del juego.

Leímos las reglas básicas rápidamente y nos lanzamos a jugar. No teníamos cronómetro, pero decidimos evitar el límite de 4 minutos por turno para nuestra primera partida. Usamos atributos de equipo humano para ambos equipos, y mientras llegaban las visitas ya estábamos golpeándolos, perdiendo la pelota, fallando en una buena cantidad de cosas que intentamos, y siendo patéticos en general, como todo buen primer juego.

Cuando terminamos la primera mitad ya Pablo tenía que irse, y a pesar de que ahora veo que pifiamos en algunas reglas y que jugamos desastrozamente, nos divertimos mucho. Mucho. Y eso me sorprendió.

Luego de eso siguió una mini maratón de Guitar Hero 3 con mis otros dos amigos, donde logré la increíble marca de 64% con Dragonforce en Expert. (El metal me adoptó de niño, y soy el heredero del trono.) (En realidad paso demasiado tiempo en Practice.)

El domingo terminó en una gráfica/barsucho haciendo el aguante a otro amigo mientras imprimía y ploteaba su entrega del lunes para Ilustración Digital y Publicidad, con algunas cervezas y charlas profundas (profundísimas… como el resto del día)

No fue un domingo de rol, pero sí de juegos y de amigos, que es casi lo mismo.

Read Full Post »

Ayer, en nuestro tercer encuentro para jugar Memoir ´44, jugamos los escenarios 5 y 6, Playa Omaha y Mount Mouchet respectivamente.

El segundo fue el que más nos retó. A simple vista es un escenario simplón, ambientado en la campiña francesa con algunos pueblos y mucho bosque disperso. Además el escenario enfrenta a la resistencia francesa contra un destacamento alemán con tanques de élite.

(más…)

Read Full Post »

¡Fuego!

Uno de los grandes juegos que estoy jugando últimamente no tiene nada que ver con el rol. Es un juego de tablero que está exactamente en la línea divisoria entre lo que es un eurogame y un wargame.

(más…)

Read Full Post »